¿Por qué hay o no espejos en los elevadores?

1.11.2020
Curiosidades

Subir, bajar. Esperar. Al final los elevadores son herramientas que facilitan y agilizan la vida del hombre, sobre todo del que viaja o trabaja en edificios de múltiples niveles, volviendo la tarea de subir y bajar un tema de tiempo y no de esfuerzo. Sin embargo, estos instrumentos, aparte de su capacidad rapidez y confort que les distingue unos de otros, hay una característica que les semeja: los espejos.

Uno podría pensar que estos cristales reflejantes tienen un sentido meramente ornamental, sin embargo, su presencia común en los elevadores tiene motivos mucho más profundos que van más allá de sólo hacer que el espacio luzca bien.

Resultado de imagen para espejo elevador

Seguridad

Los espejos en el elevador, al ser este un espacio reducido, facilitan el que puedas observar lo que sucede a tu alrededor sin necesidad de voltear, de esta forma podrías anticipar el hecho de que alguien quisiera hacerte daño. De la misma manera, es necesario recordar que el hábito de instalar espejos en los elevadores surgió en Japón con el único fin de facilitar el uso de estos para las personas en silla de ruedas. D esta manera se podrían desplazar sin necesidad de voltear.

Atenúa la claustrofobia

Entre 6% y 8% de la población mundial padece claustrofobia, el pánico a los espacios cerrados o limitados, que puede provocar ansiedad, taquicardia y sudoración. Para ellos puede resultar todo un reto entrar al reducido espacio de un elevador. Sin embargo los espejos en las paredes del elevador generan la ilusión óptica de amplitud de espacio, evitando así que las personas se sientan “atrapadas”.

Distracción

Los espejos en los elevadores funcionan también como un medio de entretenimiento. Debido a que en un elevador el tiempo parece ir más lento gracias a la espera en subir y bajar, los espejos resulta un instrumento para ver algunas otras cosas, arreglar la vestimenta o trabajar en tu apariencia.

No hay espejos en elevadores de hospitales

Por si no lo habías notado, en ningún hospital los elevadores tienen espejos, esto es debido a un estudio realizado en Estados Unidos, el cual indica que el estado de ánimo es vital para la recuperación de un paciente; si este es negativo, la recuperación podría retrasarse o jamás ocurrir. Por lo anterior, los espejos fueron removidos, para que cuando los pacientes hagan uso de los elevadores, no vean su reflejo el cual podría revelar su gesto de cansancio y sufrimiento, lo que podría afectar su estado anímico y con ello afectar su recuperación.

Entradas relacionadas