William Burroughs, el escritor maldito norteamericano

1.7.2020
Cultura

William Seward Burroughs nació el 5 de febrero de 1914 en St. Louis, Missouri (Estados Unidos) en el seno de una familia prestigiosa y adinerada.

Su madre, Laura Lee, era descendiente del general confederado Rober E. Lee; y su padre, Mortimer Burroughs, poseía la compañía The Burroughs Corporation.

Después de terminar sus estudios secundarios acudiendo en St. Louis a la John Burroughs School y a la Taylor School, y en Nuevo México a Los Alamos Ranch School, William estudió en la Universidad de Harvard, acabando en 1936 su instrucción en Filología Inglesa.

Con posterioridad acudió a un curso de Medicina en Viena, y más tarde pasó brevemente por la facultad de Antropología de Harvard.

En su etapa en Austria se casó con Ilse Herzfeld Klapper.

Desde su adolescencia quedó prendado de la figura del forajido Jack Black, siendo el libro favorito de Burroughs su autobiografía “You Can’t Win”.

En tiempos de la Segunda Guerra Mundial, William, que trabajaba en una agencia de publicidad neoyorquina, se incorporó al ejército, pero fue descartado por haber perdido una falangeta de un dedo.


En los años 40 comenzó a consumir todo tipo de drogas y a disfrutar el sexo de forma indistinta con hombres y mujeres.

En esta época conoció a Jack Kerouac y Allen Ginsberg, con quienes compartió su manera de ver y entender la vida.

El terceto fue el cuerpo principal de la denominada Generación Beat, autores de una literatura experimental en su forma (con querencia por la improvisación y el collage) y crítica, inconformista y contracultural en su fondo, con la relevancia temática de asuntos que plasmaban sus experiencias con las drogas (fue un experto consumidor de todo tipo de sustancias) o el sexo (era bisexual), y un cáustico sentido del humor.

Para su escritura empleaba en ocasiones la técnica del ‘cut-up’, inventada junto a Brion Gysin.

Consistía en conformar una narración mediante la agrupación aleatoria de distintos textos, confiriendo una singularidad cuasi poética y alucinatoria a la prosa.

Este hecho es apreciable en su Trilogía Nova, compuesta por “La Máquina Blanda” (1961), en donde se acuñó por primera vez la expresión heavy metal con el personaje de Chico Heavy Metal, “El Billete Que Explotó” (1962), y “Expresso Nova” (1964).

No items found.

Entradas relacionadas