Las ocho obras de arte más polémicas de la historia

12.12.2019
Cultura

La controversia en el arte siempre ha estado presente, pues esta disciplina es una de las maneras más complejas de expresar e interpretar la realidad. Una obra es un registro histórico, que permite comprender las formas en que los seres humanos afrontan la experiencia de vivir en un determinado lugar y momento. En cada trabajo artístico pueden observarse estilos, técnicas y símbolos particulares que dependen del contexto en el que se crean. La historia del arte es también la historia de la humanidad.

Los primeros análisis artísticos son desarrollados por la Estética, algo que teóricos importantes como Raymond Bayer han definido como “reflexión acerca del arte” y que históricamente se ha vinculado con la sensibilidad y aquello que definimos como “bello”. Como creación humana, esta sensibilidad no está desprovista de características políticas, ideológicas y culturales, por lo que es lógico observar pinturas barrocas, estilo surgido en el siglo XVI, con personajes y pasajes bíblicos o las obras del “Realismo socialista”, decretadas oficialmente por Iosef Stalin y que se propagó en casi todos los gobiernos socialistas del siglo XX, y encontrar pinturas con obreros y campesinos como tema principal.

Los distintos gobiernos a lo largo de la historia han utilizado el arte para propagar ideas y, de igual manera, la población ha creado sus propias obras para cuestionar dichas ideas o hacer crítica sobre lo que acontece. Si el arte es básicamente la experiencia humana, la vida está sujeta a condiciones no siempre favorables y el arte una manifestación del descontento social. Por ejemplo, cuando el rey Carlos X de Francia suprimió el parlamento por decreto con la intención de restringir la libertad de prensa, Eugéne Delacroix pintó “La Libertad guiando al pueblo”, basada en la Revolución de 1830 en París. Un caso emblemático en la actualidad es la del artista británico Banksy, quien, a lo largo de su carrera, ha criticado el papel de la publicidad, el consumismo, ciertos valores morales y la guerra en diversos espacios del continente europeo.

El arte es, por definición política, un asunto que compete a la libertad. Las posibilidades de expresar lo que el artista desee es una de sus mayores vitalidades y esto sea, quizá, una de las defensorías más importantes de la libertad de expresión. Pero no siempre ha sucedido ni sucede así. A lo largo de la historia, las obras de arte han sido censuradas, alteradas e incluso eliminadas por ser consideradas “inapropiadas” y, en muchos casos, los artistas han sido asesinados o expulsados de su país. El arte ha sido víctima de intolerancia y la incomprensión. Las obras se vuelven motivo de disputa ya sea por su contexto, personajes, discursos o su estética.

“El arte no es un espejo para reflejar el mundo, sino un martillo con el que golpearlo”, advertía el poeta y dramaturgo Vladimir Maiakovski a comienzos del siglo pasado. Lejos de aceptar o no la función crítica del arte a la que hacía alusión el artista ruso, la sociedad actual cuenta con una la larga lista de creaciones que han caído en las redes de la censura. A continuación, recordamos ochos casos donde el arte ha sido motivo de polémica a lo largo de la historia:


1. “La muerte de Marat” (1793) de Jacques-Louis David.

“La muerte de Marat” es un cuadro neoclásico reconocido por mostrar la muerte del líder revolucionario francés Jean Paul Marat a manos de la girondina Charlotte Corday. La pintura fue una de las más controversiales durante la época de la Revolución francesa debido a la muerte explícita del también periodista jacobino y una crítica a la libertad de prensa, que causó conmoción en la sociedad francesa.


2. “Las espigadoras” (1857) de Jean-Francois Millet.

“Las espigadoras” es un cuadro impresionistas creado en 1857 por el pintor francés Jean-Francois Millet. La pintura muestra de una manera humanista la realidad de la sociedad rural del siglo XIX. Fue la primera ocasión en la que se pintan a personajes del campo y además mujeres, por lo que la clase alta francesa y críticos de arte pidieron que se expulsara del Salón de París por considerarla “peligrosa”.


3. “El juicio final” (1537-1541) de Miguel Ángel Buonarroti

Una de las obras más famosas de la historia del arte está en la Capilla Sixtina. El reconocido retrato de título “El juicio final” fue considerado impío e inmoral debido a los “excesivos” desnudos de la obra, por lo que el pintor italiano tuvo serios conflictos con el Papa Paulo III y muchos defensores de la fe católica. De hecho, el Papa le solicitó al discípulo de Miguel Ángel, Daniele de Volterra cubrir los genitales con velos.


4. “Baco enfermo” (1593) de Caravaggio.

Uno de los artistas más polémicas es el italiano Caravaggio, quien era catalogado como un provocador de la época, por las interpretaciones bíblicas realizadas, en las que utilizó los rostros de prostitutas y vagabundos para representar las imágenes de la Virgen María y Jesús. En esta obra, “Baco enfermo” la principal polémica de la época eran las características físicas de Baco, quien aparece con los labios azules y una tez pálida que representa a un muchacho enfermo de sífilis, enfermedad sexual controversial, además de representar al dios Baco, nombre romano de Dionisio, que representaba la libertad sexual. Un tema no bien visto a finales del siglo XVI.


5. “La maja desnuda” (1790-1800) de Francisco de Goya.

El sexo es un tema tabú a lo largo de la historia humana, principalmente durante los periodos de la Edad Media y el dominio de la Iglesia católica. El desnudo para la época de la Inquisición española se consideró escandaloso y obsceno. “La maja desnuda” que sigue la tipología de Venus, fue censurada y Goya, para que aceptaran su trabajo, pintó “La maja vestida”.


6. “El origen del mundo” (1866) de Gustave Cloubert

“El origen del mundo” es, quizá, la pintura más provocadora de la historia, cuyo estilo es el antecedente del realismo. Esta obra tuvo que esperar 125 años para ser expuesta e ingresar al Museo de Orsay en 1995. Es preciso recalcar que la red social Facebook ha cerrado cuentas por exponer la obra.


7. “Thérèse soñando” (1938) de Balthus.

Otra obra polémica y que cobró relevancia hace dos años, cuando miembros del movimiento #MeToo firmaron una petición para que el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York retirara la obra por considerarla inapropiada, a lo cual el recinto respondió con una negativa.  En el cuadro se puede ver a una pequeña niña, retrato de Thérèse Blanchard, vecina de 11 años de Balthus, con una postura levantando la pierna y enseñando su ropa interior. La obra completa de Balthus está llena de niñas, en donde se respira un aire de erotismo que ha causado revuelo en esta época.


8. “La Revolución” (2013) de Fabián Cháirez

La polémica que desató esta obra ha sido tema de discusión en México en los últimos días. Expuesta en el Palacio de Bellas Artes a partir del 27 de noviembre de 2019, como parte de la muestra “Emiliano. Zapata después de Zapata”, la obra que retrata al Caudillo del Sur desnudo, en zapatillas y sombrero rosado ha generado conflictos entre la población LGBT+ y descendientes de Emiliano Zapata, quienes anunciaron emprender acciones legales contra el pintor, quienes consideran que el artista denigró al ícono revolucionario por la manera de retratarlo. Por su parte, Fabián Cháirez, ha comentado que tanto la obra como la muestra en su conjunto, busca resignificar a un personaje histórico vinculado al machismo mexicano para visibilizar la diversidad sexual, reivindicando, además, la feminidad como una actitud revolucionaria.




No items found.

Entradas relacionadas