La 4T: delirante

11.5.2019
Opinión

Los últimos acontecimientos han obligado a retomar la pluma para realizar reflexiones en torno lo que hace o no hace la actual administración federal.

Lo que nació con una amplia esperanza de reacomodar las cosas en el país, pareciera que se ve lapidada día tras día. Las diarias desacertadas declaraciones que lleva a cabo el mandatario en sus ya clásicas “mañaneras” crean un ambiente de incertidumbre. De acuerdo con SPIN, agencia especializada en comunicación política, misma que hace una evaluación de las conferencias matutinas del Presidente, indicó que hasta el pasado 25 de octubre detectó 13 mil 666 afirmaciones falsas o engañosas. Luego entonces ¿cuál es el objetivo de estas conferencias? Es evidente: el posicionamiento personal y, claro, la definición de la agenda pública y política, pero desde luego, el objetivo no es informar a la sociedad.

 

Y luego, cuando creí que esta administración no podía dar más al traste con su quehacer diario, Culiacán se colocó en la palestra de la crítica nacional e internacional. Un operativo que, desde la óptica más neófita en la materia, resultó ser más que un “tropiezo táctico”, como lo calificó el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo. Al pasó de los días, ante los señalamientos y la cita para que este funcionario compareciera en el Senado, el encargado de la seguridad en el país terminó por reconocer que el operativo en dicha ciudad “no debió ser”. Un gran y marcado fracaso el culiacanazo.

 

Este desacierto en el tópico de seguridad se vio añadido con el informe que dio el INEGI en el rubro económico: México decreció un 0.4% en el tercer trimestre del año en curso. Para José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, este número es el claro indicador de una próxima recesión, pese a que el Banco de México señaló que tiene una mejor expectativa para el 2020.

 

Además de esto, el desacierto de la semana, quizás del mes, lo llevó Olga Sánchez Cordero, cuya amplia experiencia jurídica ha quedado reducida a una sombra enana, pues como encargada de la política interna es delirante. En una reunión “privada” que sostuvo con el nuevo gobernador bajacaliforniano, Jaime Bonilla, expresó frases que dejaban entrever su deseo por la permanencia del mandatario estatal por un periodo de 5 años, hecho que ha sido sumamente criticado, incluso ¡por la misma Secretaria de Gobernación frente al Senado mexicano! Es inconcebible, es la locura. El suceso deja en entredicho la imparcialidad del Gobierno Federal en el asunto del Bonillazo. El tema suscitó tal escándalo que el presidente de la Suprema Corte de Justicia dela Nación, Arturo Zaldívar, tuvo que salir a subrayar que sería el Poder Judicial el que decidiría en el asunto de Baja California. El doble discurso, el evidente engaño. Triste.

 

La absoluta irresponsabilidad y locura fue cuando se sugirió un Golpe de Estado. El revuelo fue tal, que el mismo López Obrador se vio obligado a aclarar que no había condiciones para un acontecimiento como ese. Pese a esto, como es su costumbre, decidió culpar a un general de la SEDENA que pronunció un discurso que no gustó al tabasqueño, es decir, reaccionó así porque fue provocado, propiamente dicho. Un Presidente que carece de inteligencia emocional es peligroso, pues sus decisiones son presa de la voluntad de sus vísceras. Intolerancia manifiesta.

 

Y lo que, entre tantísimas cosas más, está siendo peor que el Culiacanazo se dio en la sierra ubicada entre Sonora y Chihuahua. Integrantes de la familia LeBarón fueron ultimados por el crimen organizado, mujeres y menores de edad entre los que destacaba un bebé de algunos meses de edad. Sus vidas terminaron en medio de balas y el fuego. No habrá justicia para ellos.

 

Lo famosa cereza del pastel de este desgobierno fue haberse dado a conocer que una de las tareas que están desempeñando se enfoca en saber qué tuiteros les están criticando. No hay cabida para la cordura, no hay espacio para la crítica, definitivamente disgusta el señalamiento. Los fieles seguidores de la 4T han sugerido la mudanza a otra red social rusa en donde puedan protegerse de “los ataques”. Es sin duda la búsqueda de un 1984 como el de George Orwell.

 

“¿Para qué chingados votamos por ustedes?”, sentenció Gael García Bernal, actor y promotor de Andrés Manuel en la campaña de 2018.

 

 

No items found.

Entradas relacionadas