Estudian el plancton que podría ayudar a prevenir pandemias

5.19.2021
Ciencia y Tecnología

Los animales invertebrados que componen el plancton pueden infectarse con parásitos y convertirse en vectores de enfermedades, pero también son capaces de combatir las infecciones e incluso curarlas, según un nuevo estudio realizado en la Universidad de Colorado en Boulder.

Comprender el funcionamiento de estas defensas inmunitarias podría ayudar a predecir la forma en que los cambios ambientales pueden amplificar o suprimir el riesgo de transmisión de patógenos a los seres humanos, una información vital para prevenir futuras pandemias.

El plancton se compone de seres vivos microscópicos que flotan en aguas saladas o dulces, concentrándose principalmente hasta los 200 metros de profundidad.

La mayoría de los invertebrados que forman parte del plancton miden menos de un milímetro, y algunas de sus variedades son un elemento importante en la alimentación de larvas de determinadas especies de peces y de otros organismos acuáticos.

Estos invertebrados pueden infectarse con parásitos y transformarse en vectores de peligrosas enfermedades: transmiten los patógenos directamente al ser humano o de animales a humanos. Las diferentes enfermedades transmitidas por vectores, como por ejemplo la malaria, producen en total alrededor de 700.000 muertes cada año a nivel global.

Ahora, el nuevo estudio estadounidense parece indicar que estos diminutos organismos podrían ayudar al ser humano a prevenir y combatir pandemias.

Los investigadores descubrieron que la especie Daphnia dentifera, que forma parte del plancton animal o zooplancton, es capaz de combatir infecciones y hasta de suprimirlas.

Luego de exponer a este minúsculo invertebrado a un parásito fúngico, los científicos comprobaron que disponía de un mecanismo de defensa para evitar que las esporas de hongos ingresen a su organismo. Además, los ejemplares que se infectaban podían eliminar la infección con el paso del tiempo.

Según los especialistas, los invertebrados dispondrían de herramientas inmunitarias que, hasta el momento, han sido poco consideradas por la ciencia. Pero creen que su estudio y comprensión podría colaborar en el entendimiento de los patrones relacionados con las infecciones y otras enfermedades.

Principalmente, podrían aportar datos trascendentes sobre el impacto de los cambios ambientales en la propagación de infecciones: cuando se convierten en vectores, los invertebrados transmiten en mayor o menor medida las enfermedades de acuerdo a ciertas condiciones ambientales. Un mínimo cambio puede propiciar una propagación a gran escala o, por el contrario, detenerla.

Entradas relacionadas