Caso Abril Pérez: el terror de la vulnerabilidad absoluta

11.30.2019
Actualidad y Noticias

Fue el 4 de enero que Abril Pérez, entonces esposa de Juan Carlos García, ex CEO de Amazon México y ex director de Elektra, recibió un batazo de su esposo mientras dormía. La situación fue tan grave que Juan Carlos fue procesado por tentativa de feminicio, sin embargo, Abril jamás esperó que lo soltaran el pasado 8 de noviembre.

La defensa del ex director empresarial optó por reclasificar el delito y convertirlo en violencia familiar, lo que le otorgó la oportunidad de quedar en libertad. Este incomprensible acto fue promovido por un juez de control que ya acumulaba fama de permitir este tipo de cuestiones: Federico Mosco González. Su argumento: los hechos sucedieron cuando la mujer dormía y no cuando estaba despierta.

De acuerdo con conocidos, amigos y familiares de Abril, la libertad de Juan Carlos le evocó temor, el más grande. Al mismo juez le dijo: "temo por mi vida".

El pasado lunes 25 de noviembre, el temor se convirtió en realidad. Justo el día en que se conmemoraba la lucha por la erradicación de la violencia contra la mujer, en lo que parece un mal chiste, Abril fue asesinada.

Todo sucedió en pleno día, sobre Circuito Interior Río Churubusco, vialidad sobre la que circulaba acompañada de sus hijos y el abogado de la familia. Se dirigían al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Regresaban de una evaluación psicológica que le habían aplicado a sus hijos por solicitud de su ex esposo, Juan Carlos García. Dos sujetos a bordo de una motocicleta se emparejaron al auto a la altura de la colonia El Carmen y dispararon en contra de la mujer, quien viajaba en el asiento del copiloto.

Fueron dos impactos de bala los que recibió Abril, y aunque fue trasladada a un hospital, los médicos ya no pudieron hacer nada. Había muerto.

"Mi hermana fue asesinada con dos tiros muy certeros desde una motocicleta en movimiento... (el arma) fue disparada desde atrás con dos tiros exactos... desde el vidrio de atrás, sin dar mayor seña", Javier Pérez Sagaón.

Abril tenía 48 años de edad y era madre de tres hijos: Ana Cecy, de 18; Juan Carlos, de 16, y Julio Andrés, de 14. Los dos últimos fueron testigos del momento en que ella fue asesinada. Al momento, el juez de control involucrado en la liberación de Juan Carlos, ya fue inhabilitado pues, entre su récord, existe al menos un caso más con amplias similitudes al de Pérez Sagaón.



Entradas relacionadas