Con la práctica musical, niños y jovenes mexicanos desarrollan su talento

Instrumentistas y cantantes del Sistema Jalisco es Música se reunieron para convivir.

Compartir

El objetivo primordial del encuentro es buscar contagiar a más niños e invitarlos a que se integren.

Jueves 11 de Mayo del 2017
Escrito por:Redacción

H acer de la música un puente que conecte voluntades y propicie movimiento en la vida de niños y jóvenes ha sido una encomienda compleja, que ha esparcido su semilla en diferentes puntos del país, tal como lo mostraron los instrumentistas y cantantes del Sistema Jalisco es Música, en el Colegio Anáhuac Garibaldi, de Guadalajara.

Se trató de un encuentro de convivencia e intercambio de conocimientos donde los menores, a través de la práctica musical desarrollan su talento, expresó José Antonio Herrera, titular de este sistema de agrupaciones musicales, perteneciente al Movimiento Nacional de Agrupaciones Musicales Comunitarias (MNAMC) coordinado por el Sistema Nacional de Fomento Musical, de la Secretaría de Cultura.

“Al inicio de este programa –hace nueve años con la fundación de la Orquesta Lomas del Paraíso? mi principal meta era que en cinco años los chicos de esta colonia pudieran tocar sinfonías, hoy es distinto y no porque no tengan el nivel, sino porque el enfoque social de este programa me ha permitido ver más allá del quehacer musical, reconocer que ayudar a abrir el marco referencial de estos niños es muy importante y que la música ha sido un puente que los ha motivado a querer desarrollarse dentro o fuera de la música”.

Ubicadas en colonias populares como Santa Teresa y Lomas del Paraíso, así como en otras que presentan rezago educativo como La Cofradía de Tlaquepaque, las orquestas, el ensamble de percusiones y coros comunitarios que integran el Sistema de agrupaciones comunitarias Jalisco es Música han motivado no sólo a los niños, también a sus familias y maestros.

En este sentido, puntualizó que en principio el trabajo se torna complicado porque se tiene que convencer a los papás, quienes ven con recelo el hecho que sus hijos estén bajo ciertos estándares de disciplina o trabajo. Sin embargo, cuando ven resultados y la motivación en sus hijos, la perspectiva cambia.

Por ejemplo, “la mayoría de los chicos de La Cofradía no saben leer, ni escribir, por ende, no cuentan con estudios de primaria o secundaria, por eso al llegar aquí se han buscado espacios para que aprendan, y sobre todo que concienticen lo importante que es estudiar para avanzar”.

Asimismo, José Antonio Herrera señaló que este primer encuentro de Jalisco es Música, evidenció no sólo el avance musical de los jóvenes también su deseo de superación y vivir nuevas experiencias. “Los papás que asistieron nos expresaron su satisfacción por ver a sus hijos felices y realizados con el proceso vivido”.

El objetivo primordial del encuentro es buscar los caminos de contagiar a más niños e invitarlos a que se integren a cualquiera de nuestras agrupaciones, así como sumar filántropos que participen en la continuidad de este programa, dijo.

Destacó que la presentación final realizada en el Colegio Anáhuac Garibaldi fue el broche de oro de toda esta convivencia y trabajo previo, donde las dinámicas de integración, el trabajo en cada sección y los momentos lúdicos permitieron que los miembros del sistema nos conectáramos como una familia, una comunidad.

“Se realizaron mecanismos lúdicos donde los facilitadores divulgaron historias como la de Malalá Yousafzai (joven paquistaní, musa del Himno del Movimiento de Agrupaciones Musicales Comunitarias) para una mayor comprensión de la obra musical, así como juegos de integración donde los chicos buscaron su grupo de pertenencia en función de sus gustos musicales preferidos, todo ello para interiorizar lo que iban a cantar e interpretar con su instrumento”.

En este sentido, cabe señalar que dicho encuentro se adscribe al modelo pedagógico que rige al Movimiento Nacional de Agrupaciones Musicales Comunitarias, que tiene como una de sus premisas principales, la conectividad entre los docentes y entre su comunidad (alumnos, padres de familia y promotores culturales).

“Actualmente contamos con el apoyo de la Secretaría de Cultura, a través del Sistema Nacional de Fomento Musical, y de asociaciones civiles Concertando Música y Tracsa, la cual mediante el Centro Comunitario Xamixtli, ayuda con el coro ubicado en La Cofradía, colonia ubicada en la zona de ladrilleras de Tlaquepaque. Sin embargo, sumar más y más esfuerzos nunca estará de más para participar en el desarrollo integral de estos chicos”, consideró José Antonio Herrera.

A la fecha, el Sistema Jalisco es Música está integrado por siete agrupaciones: Orquesta Sinfónica Comunitaria Lomas del Paraíso, Orquesta Sinfónica Comunitaria Alas del Paraíso, Orquesta de Cuerdas Garibaldi, Orquesta de Cámara Jalisco es Música, Coro Comunitario en Movimiento Garibaldi y Coro Comunitario en Movimiento Xamixtli.

publicidad noticias
publicidad